Trabajar en casa con los niños, ¿Misión imPOSIBLE?

Cuidar a los niños en casa y trabajar al mismo tiempo EN LA MISMA CASA, suena como una “Misión Imposible”, pero es la realidad que enfrentan todos los días cientos de miles de padres alrededor del mundo a causa de la pandemia del coronavirus. Además de la preocupación y ansiedad que sienten los padres por la amenaza a la salud de ellos y su familia, también tienen que lidear todo el tiempo con las múltiples tareas que exige el estar en casa todo el día, y sin ayuda de ningún tipo. Trabajar en casa con niños no es tarea fácil, se presentan continuas interrupciones, presión, fechas de entrega de sus tareas y de nuestro trabajo, por lo que muchos padres se han preguntado más de una vez si llegarán a controlar esta situación en algún momento.

Si bien puede ser difícil tener a “los lobos alimentados y las ovejas seguras”, - como decimos en Serbia,- vale la pena probar algunos de los siguientes consejos para facilitar las cosas.

1. Planea tu día con anticipación


Planea tu díaAunque suena difícil sentarse en la noche y planear el día siguiente, estarás muy agradecido de haberlo hecho cuando te levantes la mañana siguiente y tengas una idea de cómo debería ir el día. La planificación nos hace sentir un poco más en control de la situación y proporciona la estructura necesaria para llevar a cabo nuestras tareas.

Esta es la oportunidad de probar diferentes técnicas de gestión. Una recomendación es “Timeboxing”, que es algo así como en el boxeo, configuras tu tiempo en unos pocos “rounds”, con breves descansos en el medio. O bien, dar prioridad al cuadrante recomendado por el famoso Stephen Covey, que puede ser otra herramienta muy útil para trabajar desde casa con niños y cuando te pierdes en el caos de las tareas.

2. Involucrar a los niños en los planes (si es posible)


Si tus hijos ya no son tan pequeños (digamos 5 años o más), puedes involucrarlos para que te ayuden a planear cada día. Les estarás enseñando una valiosa herramienta y una habilidad para el resto de su vida, además, estarán haciendo una actividad familiar al mismo tiempo (hacer el plan por escrito, dejar que le pongan color, que lo escriban o lo peguen en la pared). Incluso ellos se sentirán más tranquilos (con menos ansiedad), cuando se levanten por la mañana si ya saben lo que va a suceder.

Además, hay un beneficio adicional: un sentimiento de estabilidad y de saber lo que va a pasar, lo que vamos a hacer durante el día, lo cual es muy importante para ellos, especialmente en los momentos de crisis.

Si es posible, permite que ellos elijan algunas cosas por ellos mismos, de esta manera, ellos también se sentirán que tienen el control y será más fácil que cumplan con lo acordado. Si tus hijos son más pequeños para esto, entonces debes planificar su tiempo de trabajo en torno a su rutina, por ejemplo, la hora de la siesta, la hora del almuerzo o la hora en que normalmente están más tranquilos.

3. Organiza el tiempo de los niños sabiamente


Mamá e hijo trabajanPiensa cuidadosamente como vas a organizar el tiempo de tus hijos ahora que están en casa y, por lo mismo, demandan más atención. Básicamente, vas a necesitar ciertas actividades más tranquilas para que, en esos espacios de tiempo puedas trabajar (quizá un poco de dibujos animados, colorear, tareas tranquilas, jugar con arena, leer un libro, entre otras) y deja las actividades más intensas para el tiempo que puedas dedicarles por completo, como actividades físicas, cantos, juegos, etc.

Usa también la técnica de la “motivación” con algo que les guste mucho hacer para el final del día, de manera que tengas algo que los motive a seguir adelante. Sí, esto puede sonar un poco de chantaje, pero en tiempos desesperados se requieren medidas desesperadas.

4. Consigue que tus familiares y amigos te ayuden


Sí claro, sé que no pueden venir los abuelitos ni tías a cuidarlos, no físicamente PERO, gracias al internet y la tecnología por supuesto que podemos mantenernos comunicados, vernos y reírnos y platicar como si estuviéramos juntos otra vez. Comunícalos por video llamada con los abuelitos regularmente, no sabes qué importante es tanto para los niños como para los abuelos verse, hablarse y reírse, pueden cantar, jugar algún juego de mesa, aprender algo nuevo, recuerda que los abuelitos tienen muchas habilidades y saben muchas cosas que los nietos quisieran conocer. Pueden entretenerlos un rato a distancia. Haz la prueba.

Videollamada abuelitos

5. Y no olvides programar TIEMPO PARA TI


Así como es importante planificar bien el tiempo de trabajo y el tiempo de los niños, también es importante planificar tiempo para ti. Para mantenerte saludable física y mentalmente, debes aprovechar esos momentos completamente libres para las cosas que te recargan de energía positiva y te hacen feliz: un café en el balcón, un baño largo, leer un artículo de tu revista favorita, o el libro que tanto te gusta, llamar a tu mejor amigo, 15 minutos de yoga, escuchar tu música favorita, en fin. Claro, lo mejor sería tener varios de estos momentos durante cada día para ayudar a mantener la motivación y la energía. Si lo deseas, agréguelos también a tu plan diario.

Leer y una taza de café

Sí, esta “Misión Imposible” requiere de esfuerzos imposibles por parte de los padres (de los dos), pero también abre la oportunidad para ser mejor organizado, más creativo y de intentar cosas nuevas. Si te olvidas un poco de la idea de perfección, mantente flexible y celebra cada pequeña victoria y verás que podrás pasar por esto de la mejor manera.

¡Ánimo papás, MANTÉNGANSE FUERTES!


 

Por Jelena Fu para: Novak Djokovic Foundation
Acerca del autor:
Jelena Fu es educadora con una extensa experiencia trabajando en China en varios campos de la educación. Además de trabajar en el salón de clase, ha diseñado planes de estudio para diferentes asignaturas y edades, impartió capacitación para maestros y talleres para padres. Ha practicado y estudiado meditación durante muchos años y le gusta transmitir su experiencia y los beneficios de la meditación. Escribe regularmente artículos sobre educación y crianza de los hijos.

Traducción y edición por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com