El mexicano Argüelles completa a nado el Cruce Doble del Canal de Catalina

SAN FRANCISCO, CALIFORNIA, 27 de agosto de 2019 – El reconocido nadador mexicano Antonio Argüelles se convirtió este lunes en la undécima persona y el segundo mexicano en hacer un cruce doble —de ida y vuelta— del Canal de Catalina, el cual separa la rocosa isla Catalina en el océano Pacífico de la costa sur de California. Argüelles completó el recorrido de aproximadamente 65 kilómetros en un tiempo extraoficial de 24 horas y 17 minutos.

Antonio Argüelles - Cruce doble Canal de Catalina

Después de dos años de pausa, este nado marcó el regreso al agua del nadador, quien en agosto de 2017 se convirtió también en la séptima persona en completar los Siete Mares. Este reto consiste en realizar siete nados de alta dificultad alrededor del mundo: además del canal de Catalina, hay que nadar los estrechos de Cook (Nueva Zelanda), Gibraltar (España-Marruecos) y Tsugaru (Japón), así como los canales de la Mancha (Inglaterra-Francia), Kaiwi (Hawái) y del Norte (Irlanda-Escocia).


El canal de Catalina es territorio conocido para Argüelles, quien ya lo había cruzado en cuatro ocasiones anteriores (1999, 2008, 2009 y 2017). Su último cruce había sido en enero, cuando la temperatura del agua alcanza su punto más bajo. Sin embargo, el experimentado nadador nunca había recorrido una distancia tan larga ni había permanecido tanto tiempo en el agua.

Las condiciones durante las primeras horas del nado fueron favorables y Argüelles iba encaminado a romper su marca personal en el cruce de ida (10 horas y 25 minutos), pero las cosas se complicaron y finalmente completó la primera mitad del recorrido en 11 horas y 50 minutos.

Antonio Argüelles

Después de los 10 minutos de descanso que se permiten en la costa, regresó al agua. Logró superar una pequeña crisis a la mitad del camino de vuelta y, durante el último cuarto del recorrido, se concentró en mantener el ritmo y la motivación. Para conseguirlo, su entrenador Rafael Álvarez empezó a ponerle series, como si fuera un entrenamiento. Mientras que Álvarez daba indicaciones y hacía sonar su silbato, el kayakista de apoyo se encargaba de marcar los tiempos de salida con su remo.

Dado que su reloj descompuso, Argüelles perdió la noción del tiempo y no se percató de que sus kayakistas habían empezado a rotarse cada tres horas en vez de cada cuatro. Decepcionado, pensó que quedaría lejos del tiempo que se había puesto como meta, alrededor de 24 horas. Tras tocar tierra y subir al barco de apoyo, su entrenador lo recibió casi con lágrimas en los ojos y lo sorprendió con la noticia de que había completado el cruce doble en poco más de 24 horas. Así, a sus 60 años, se convirtió no sólo en el primer mexicano, sino también en la persona de mayor edad en lograrlo.

Antonio Argüelles y su equipo

El siguiente desafío ya está a la vista. Tras la publicación de "Travesía interminable" —un libro acerca de su vida y sus experiencias al cruzar los Siete Mares— en septiembre de este año (Editorial Reverté), Argüelles continuará con su preparación para hacer otro cruce doble, el del canal de la Mancha entre Inglaterra y Francia, en agosto de 2020.

Por Franco Bavoni
Fotos cortesía de Maria Paula Martínez
@maripomartini