Año Nuevo Nuevos Retos – Cómo lograr que sucedan

Es muy común que, durante el mes de enero, los gimnasios, clubes y en general los parques y lugares para hacer ejercicio estén llenos. La gran mayoría de nosotros empezamos el año muy motivados, con muchos deseos de mejorar en nuestro deporte y en todo lo que hacemos. Pero ¿por qué entonces a veces, pese a nuestras “buenas intenciones” y conforme va avanzando el año la motivación disminuye y los objetivos como que se van olvidando? ¿Qué podemos hacer para lograr alcanzar nuestras metas? He aquí algunos tips que pueden ayudarte:

1.- Piensa bien lo que quieres y ESCRIBE TUS RETOS


Aunque muchos de ustedes no acostumbran escribir a mano, sobre papel, es importante detenerte un momento, sentarte y tomarte el tiempo suficiente para escribir los retos que deseas vencer este año. Escribir lo que quieres hacer y verlo por escrito, con tu propio "puño y letra", te compromete más a trabajar en ello y eso te ayuda a cumplirlo. Nadie te está forzando, tú quieres hacerlo. Escribe los retos que quieres enfrentar y procura mantenerlos a tu vista, de manera que puedas verlos y recordarlos constantemente.

2.- Tus propósitos deben ser algo que realmente tienes ganas de hacer


Definitivamente un nuevo reto debe ser algo que deseamos muchísimo, algo que nos motive tanto que estemos dispuestos a trabajar duro por éste y vencer todos los obstáculos para lograrlo. Si es un simple gusto pasajero, con seguridad lo olvidarás pronto.

3.- Plantea objetivos reales, que sean alcanzables


Cierto es que un objetivo debemos desearlo muchísimo, pero también es cierto que debe ser algo alcanzable de acuerdo a nuestras habilidades, capacidades y también limitantes. Me explico, a mí me hubiera gustado muchísimo correr un maratón tan rápido como Paula Radcliffe y romper su récord de 2:15:25 h Si tuviera 18 años y fuera muy buena corredora y tuviera la habilidad de hacerlo me lo plantearía, pero, además, esa meta es tan difícil y de un nivel tan alto, que aunque tuviera 18 años me tomaría varios años para tener la posibilidad de lograrla, y aquí estamos hablando de metas para este año. No puedo correr como ella pero me encantaría romper mi propio récord bajando de las 3 horas, eso sí podría plantearme. Sería muy difícil pero no imposible.
Otro ejemplo, si tengo tan solo un año corriendo 5 y 10 km, una meta alcanzable para este año sería correr 15 km y/o un medio maratón (21.0975 km). O bien, si empiezo a interesarme por el triatlón podría entrenarme para uno de distancia Sprint u Olímpico también.

4.- Piensa y planea de qué manera puedes cumplir tus obejtivos


Una vez que defino un objetivo real debemos plantearnos cómo lo vamos a lograr. Un ejemplo: si una persona quiere bajar de peso, antes de empezar a seguir los consejos de las amigas la manera más segura y saludable sería consultar algún nutriólogo quien podrá recetarle una dieta especial, seguramente hacer ejercicio evitar ciertos alimentos, etc. Si es una persona que se ha descuidado solo por un par de meses y no ha subido más de 3 ó 4 kilos, también en un par de meses podría bajarlos. Si en cambio, el descuido ha sido por años y hay más de 10 kilos que bajar, el proceso seguramente será más largo, pero igual, necesitas un plan para lograrlo.

5.- Define tiempos reales para cada meta


Es importante definir un periodo de tiempo para cada objetivo, por ejemplo: “ya llevo varios triatlones Sprint, para tal fecha quiero hacer mi primer triatlón Olímpico”, o bien: “he corrido varias carreras de 10 km es tiempo de entrenarme para un Medio Maratón (21 km).” Y con “tiempos reales”, es decir, tiempos razonables y posibles de cumplir. En la carrera, en el deporte y en la vida en general “no hay atajos”, todo tiene un tiempo de aprendizaje y de práctica. Nada es gratis, todo tiene un costo de inversión en tiempo y esfuerzo.

6.- Confirma tu compromiso firmando


Una vez definidos los objetivos y habiendo planeado cómo alcanzar las metas, hay que confirmar el compromiso, esto es, por ejemplo, inscribirte a la competencia en la que lograrás cumplir tu objetivo. Y es que, una vez inscrito en una carrera, triatlón, Spartan, maratón, medio Ironman, o lo que hayas definido, dado que ya te registraste, pagaste y hay una fecha para el evento, te comprometes más a entrenar para poder cumplirlo. Si quieres revisa nuestro Calendario de Carreras y Triatlones, revisa qué quieres hacer, que evento te ayudaría a cumplir tus metas, define uno e inscríbete.

7.- Aníma a algún amigo o únete a un equipo


Entrenar o competir con uno o varios amigos siempre es más fácil y divertido. Si tienes algún objetivo en mente más grande de lo que te imaginas, piensa quien o quienes de tus amigos quisieran acompañarte.
Hace mucho tiempo un grupo de amigos entrenábamos en el Club Albatros, un equipo de atletismo muy bueno cuyo entrenador lograba sacar lo mejor de nosotros en la pista. Hacíamos triatlón y carreras y empezamos a pensar en el Ironman. Entrenar para un IRONMAN no es fácil, pero pensamos que, si nos decidíamos por una misma competencia nos sería más fácil entrenar juntos y cumplir nuestro objetivo. En ese tiempo aún no había Ironmans en México por lo que elegimos uno en San Diego, California, no muy lejos y posible de viajar para todos. Tampoco había entrenadores especializados, pero sí un par de amigos que ya lo habían hecho que nos aconsejaron sobre qué hacer, qué libros o revistas leer, cómo entrenar, etc. Por ejemplo, nuestra amiga y nutrióloga Aurora León, nos asesoró en cuanto a la nutrición. Y así, con ayuda de los amigos con experiencia y el entusiasmo de quienes íbamos por nuestro primer IRONMAN entrenamos y lo logramos. Algunos hicieron más Ironmans, otros seguimos con los triatlones pero estoy segura que todos recordamos con cariño los momentos que vivimos juntos para cumplir nuestro sueño.

8.- Posible cambio de planes


Es una posibilidad que existe y tenemos que aceptar. Podemos planear muy bien nuestros objetivos, esforzarnos por cumplirlos y alcanzar nuestras metas, pero no podemos evitar los factores externos que puedan suceder durante el año. Hay cosas que no imaginamos que pasarán y que no podremos evitar, pero la vida es así, va siempre hacia adelante y cambia constantemente, eso es lo que la hace tan interesante. Tenemos que estar preparados para cambiar de planes cuando sea necesario, a veces solo tendremos que adaptar el plan y continuar de alguna otra manera con nuestro objetivo, pero otras veces, quizá, tendremos que modificar el objetivo.

En fin, espero que estos consejos puedan serles útiles. Les deseo un buen año, lleno de nuevos retos, emociones y muchos buenos momentos que nos ayuden a crecer como personas y a mejorar nuestra relación con nuestros seres queridos y con todos en general. El mundo necesita más amigos y menos enemigos, se los aseguro.

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com